¿Qué son los grupos electrógenos?

Un grupo electrógeno es una máquina que contiene un generador eléctrico con un motor que se encarga de transformar la energía mecánica en energía eléctrica aplicando la Ley de Faraday.

De acuerdo con esta ley, “el voltaje inducido en un circuito cerrado es directamente proporcional a la rapidez con que cambia en el tiempo el flujo magnético que atraviesa una superficie cualquiera con el circuito como borde”.

De manera que, gracias a la acción de un campo magnético sobre conductores eléctricos dispuestos sobre una armadura (estator), al generarse mecánicamente un movimiento relativo entre los conductores y el campo, se origina una fuerza electromotriz (F.E.M) que produce energía eléctrica a cualquier sistema conectado a él.

Usos de los grupos electrógenos

En este sentido, los grupos electrógenos se emplean para garantizar el suministro de electricidad ante un posible fallo en la red eléctrica. De hecho, en algunos países las normativas obligan a instalar grupos electrógenos en los edificios que albergan una alta densidad de personas tales como hospitales o colegios, con el objetivo de impedir que se produzcan incidentes en caso de que se origine una interrupción en el suministro eléctrico ya sea por fallo en el sistema, accidentes o catástrofes naturales.

Pero, también hay muchos profesionales que requieren de estos aparatos para llevar a cabo sus actividades laborales. Desde las grandes industrias que precisan de fuentes de energía alternativas, pasando por los pequeños comerciales que no pueden permitirse cerrar la tienda por un problema de este tipo, hasta profesionales tan diversos como músicos, obreros o periodistas que necesitan energía en lugares alejados de las redes principales para realizar sus labores.

Incluso, los particulares utilizan los grupos electrógenos para protegerse en situaciones de emergencia. Así, pueden conservar sus alimentos en perfecto estado, evitar inundaciones y no tienen que renunciar a su comodidad en ningún momento.

Tipos de grupos electrógenos

En el mercado encontramos una amplia oferta de grupos electrógenos, cada uno con sus características. En general, los grupos electrógenos se clasifican dependiendo de distintos elementos:

  • Según su motor

El motor es una de las partes fundamentales de cualquier grupo electrógeno y determina el 70% de su precio.

Diésel – Este tipo de grupos electrógenos son los más idóneos si los vamos a emplear de manera frecuente durante periodos de tiempos largos. Son los más utilizados en el sector industrial tanto por su potencia como por su seguridad, ya que no son inflamables y mantienen en mejores condiciones el combustible que almacenan. Aunque su precio es más elevado que el de otros motores, el coste del combustible es inferior, por lo que acaba siendo el aparato más rentable a largo plazo.

Gasolina – Son los grupos electrógenos preferidos de los particulares debido a que producen muy poco ruido y son capaces de operar con temperaturas extremas. De potencia media, son más baratos a la hora de la compra pero el precio de la gasolina es bastante alto.

Gas – Estos grupos electrógenos se caracterizan por ser muy pequeños al contar con una capacidad calórica inferior a la de otros tipos de combustibles. Como ventajas posee su coste asequible y que se trata de un aparato amigable con el medio ambiente puesto que no contamina el aceite y es bajo en carbonilla. Sin embargo, es peligroso por su riesgo de explosión y necesita estar bajo constante supervisión.

Según el tipo de tensión:

  • Trifásico – La corriente trifásica está compuesta por tres corrientes alternas monofásicas de la misma frecuencia y amplitud. Se utiliza en los generadores de las centrales eléctricas al tratase de motores grandes y de elevada potencia para uso industrial.
  • Monofásico– Esta corriente es la que emplean normalmente el resto de aparatos eléctricos.

Según el arranque:

  • Manual – Este grupo electrógeno es más barato aunque precisa de un experto con los conocimientos requeridos que realice la conexión.
  • Arranque eléctrico simple – En este caso, el grupo electrógeno se acciona al pulsar el botón de arranque.
  • Arranque eléctrico automático– Son los más avanzados al permitir programar su encendido a una hora determinada, a través de un mando a distancia o simplemente al detectar que se ha producido un fallo en la red eléctrica principal.

Según su movilidad

  • Fijos – De gran tamaño y potencia, se usan en sitios en los que la utilización de un grupo electrógeno está establecida por la ley.
  • Móviles – Son grupos electrógenos diseñados para ser trasladados cómodamente de un sitio a otro. Presentan dimensiones reducidas, pesos ligeros y algunos modelos incorporan ruedas para que puedan emplearse como una fuente de energía alternativa transportable en servicios temporales como una obra o durante una cobertura informativa.
  • Marinos –Aportan el suministro eléctrico en alta mar.